miércoles, 6 de mayo de 2015

1° DE MAYO DE LUCHA Y RESISTENCIA



Hoy 1º de mayo de 2015, la Federación Obrera Regional Argentina recuerda aquella huelga que en Haymarket en el Chicago de 1886 concluyó con la pena de muerte para cinco obreros anarquistas que luchaban por mejores condiciones de vida para los trabajadores, que luchaban por las 8 horas de descanso, las 8 horas de trabajo y 8 horas de esparcimiento. De ese crimen del Estado yanqui desembocó en la instauración de la jornada de 8 horas para todos los obreros del mundo, no sin largas jornadas de lucha y sangre como las que se registraron en la  región Argentina durante las primeras décadas del siglo XX , hasta la conquista de la jornada laboral de 8hs en todos los gremios del país para fines de los años 20.
Histórica conquista que años después sería reivindicada en la historia oficial como invento de un general fascista al que se llamó irónicamente el "primer trabajador".

La FORA, primera organización Obrera del país, reivindica este día no como día festivo como pretenden sindicatos entregadores, gobiernos y patronal, sino como un día de memoria y de lucha contra los privilegios de los parásitos capitalistas, contra las injusticias de su sistema de vida impuesto y "propagandizado" como el mejor de los mundos. Decimos que no es el día del trabajo ni del trabajador; es el día  en que hace 129 años los esclavos del salario de aquel Chicago se levantaron por sus derechos y su dignidad, plantando la bandera de un mundo sin patrones ni explotación del ser humano, un mundo de iguales.

Hoy, las patronales esclavistas del siglo XXI, con su estado de bienestar para pocos y apoyados por todos los cambios tecnológicos que en otra forma de vida permitirían un mejor reparto del trabajo y de la riqueza producida por hombres y mujeres, pretenden que trabajemos más horas por menos dinero. Así lo dictan sus sagradas normas de economía de mercado en un constante empeoramiento (cuando no pérdidas) de las condiciones laborales y sociales de las trabajadoras y los trabajadores, abalado por la complicidad sindical y garantizado por la gendarmería del Estado y su ministerio del trabajo ajeno.

La FORA llama a recuperar aquella bandera de lucha de cada primero de mayo hoy, para resistir las injustas condiciones impuestas y  reivindicar otra forma de organización social, donde se hace más necesario que nunca la participación y la solidaridad entre todas las trabajadoras y trabajadores, entre todas las oprimidas y los oprimidos, entre iguales,  lejos de políticos y aspirantes al poder sea este sindical, parlamentario o del tipo que sea, devolviéndonos a todos el control de nuestras  vidas y destino, sin intermediarios, sin salvadores de ningún tipo. Porque cuando comprendemos nuestra situación y nos organizamos igualitariamente por nuestra emancipación no votamos ni delegamos el destino de nuestra vida en manos de nadie.

Este 1° de mayo, resistimos y seguimos luchando:

¡Por las 6 horas sin reducción salarial!
¡Por la libre asociación gremial!
¡Por la absolución de los petroleros de las Heras!


Consejo Federal de la F.O.R.A.